Alumyna

Analisis integrativo

Síntomas regionales Mercurius, E.B. Nash

MERCURIUS

Como en Antimonium crudum así en Mercurius, el principal característico se encuentra en la boca y podría mejor decir característicos, porque las encías están hinchadas, esponjosas y á veces sangran, la lengua hinchada, blanda, conservando la impresión de los dientes {Ars, Podoph, Rhus tox y Sirafu-f) generalmente húmeda pero con sed intensa; toda la boca se siente húmeda con salivación profusa que parece viscosa o jabonosa y el olor que se exhala de la boca, es tan desagradable que se percibe en toda la habitación. Ningún remedio tiene esta condición de la boca tan marcado como Merc, que se encuentra én muchas enfermedades, y si algo corrobora la verdad del «similia», el poder curativo de Merc, cuando está indicado por sus síntomas, lo demuestra á satisfación.
Muchas ocasiones he aliviado á mis enfermos, y proporcionado prestigio á la Homeopatía con brillantes curaciones de anginas dolorosás, guiado por estos síntomas. Por supuesto es, que además de los expresados, las amígdalas estaban muy inflamadas y con frecuencia, aparentemente en vísperas de supurar. Con todo derecho, permítaseme protestar aquí con-
tra el uso de administrar Mere, á bajas poteneias porque el que así lo haga, apresurará la supuración, en lugar de abortarla, y si alguien es escéptico y duda de la eficacia de las muy altas potencias lo invita á que las compruebe en tales casos. Póngase una simple dosis, en seco, sobre la lengua y si se quiere aparentar que se hace algo más, disuélvase una pequeña
cantidad de la trituración en cuatro cucharadas soperas de agua, para tomar una cada media hora. Y entonces, esperar con calma, pues yo lo he verificado infinidad de veces y estoy convencido, y si el enfermo tiene además otro bien marcado característico de Merc «sudores abundantes que no producen alivio de los sufrimientos y el éxito está por completo asegurado.
(Cuando los sudores alivian, Ars., Natrum mur.y Psorin). .

Yo deseo aquí, como el lugar más conveniente aprovechar la ocasión de rechazar el cargo de ser un exclusivo prescriptor de altas potencias. La cuestión de las dosis, es y creo debe ser un campo abierto á todas las opiniones y experiencias, puesto que es tan vasto como los diferentes grados de susceptibilidad que se encuentran en las diferentes personas y enfermedades. He experimentados en toda la línea y reconozco que ambas, las altas y las bajas son útiles en ciertos casos: la preponderancia está cada día en favor de las altas y muy altas, tal es mi opinión leal, pero cada cual puede diferir y sentirse satisfecho de proceder conforme á su criterio ó modo de pensar.

Los síntomas febriles de Merc, son notables, especialmente en lo que se refiere a los sudores. El escalofrío es también peculiar, como lo he podido observar; no es un escalofrío con sacudidas violentas, sino simplemente una sensación desagradable de frío lenta, prolongada que se siente bajo la piel. A menudo esta sensación es el primer síntoma de un enfriamiento, y si se le abandona, una coriza, angina, bronquitis y aun pulmonías podrán ser sus consecuencias, pero si se toma con oportunidad una dosis de Merc. tales trastornos son evitables. Dicho escalofrío se experimenta más generalmente en las tardes, y aumenta en la noche si no lo modifica Merc, y alterna con llamaradas de calor; primero el escalofrío, después calor, en seguida frío, etc. como en Ars, A veces se siente solo en determinados lugares, y entonces como en los abcesos, es el precursor de la formación depués y si este ha sido ya formado, lo único que Merc, hará es precipitar su salida pero si poco ó nada existe una dosis alta será suficiente para abortar el abceso, y un sudor abundante con la diminución del volumen, indicarán la rápida curación de la enfermedad.

Ocupémonos de los sudores. Son muy abundantes y no consuelan como lo efectúan los sudores de las enfermedades inflamatorias, sino que por el contrario, los sufrimientos aumentan eon el sudor. {Tilia.)

Esto puede acontecer en casi todas las afecciones, por ejemplo de la garganta, en la bronquitis, pneumonía; pleuritis, peritonitis, abcésos, reumatismo etc. y la lista sería muy larga. En resumen en cualquiera enfermedad con sudores abundantes’ y persistentes que no alivian. Merc, es el primer remedio, en el cual deberá pensarse.

Peor en la noche y particularmente por el calor de la cama, es otro marcado característico de Mere. {Ledum pal). Hay una serie numerosa de medicamentos que tienen agravaciones en la noche, pero pocos por el calor de la cama, y yo he curado muchas enfermedades de diversos nombres, guiado por esta modalidad. Los ganglios y los huesos, también son influenciados poderosamente por este remedio, los infartos ganglionares son fríos con tendencia á la supuración y acompañados de los escalofríos ya mencionados, y éstos como los dolores de los huesos en las exóstosis y caries, se agravan por la noche y con el calor de la cama.

Las membranas mucosas son de la misma manera interesadas; las secreciones al principio poco espesas y excoriantes, desde el simple coriza, hasta la diarrea y disentería, se vuelven más tarde espesas, ó más blandas, semejantes á las de Puls, pero siempre peores en la noche, aun la misma leucorrea.

Hahnemann fué el primero que indicó Merc, para la sífilis, como lo hizo con  para la psoray Thuja para la psicosis, y bien se justifica, puesto que Merc. alivia más casos de ésta enfermedad que ningún otro reme dio. Pero debe saberse que Merc, no es una panacea para la sífilis, ni Sulphur ni Thuja para la psora y psicosis respectivamente, pues de otro modo, tío sería una verdad la ley del similia. El caso tiene que semejarse á Merc, y si él no cubre los síntomas por completo, otro es el indicado, pues la experiencia corrobora con más hechos y pruebas cada día la indiscutible verdad de la ley « Similia Similibus Curantur,»

Los comentarios están cerrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad